Templo de Heryshef

– EL TEMPLO DE HERYSHEF es el principal santuario de la ciudad dedicado al dios principal de Ehnasya, denominado Rey de las dos Tierras, Rey del País y del Cielo, Dios Grande, Pilar de las Estrellas (foto 1).
En 1891 Naville descubrió el emplazamiento del templo, su pórtico y sus columnas palmiformes de granito rojo que fueron enviadas a varios museos de Europa y América. En 1904 Petrie reemprendió los trabajos descubriendo el patio, la sala hipostila y el santuario. Esta exploración proporcionó la planta casi completa del Templo y, especialmente, una estratigrafía que ha sido la base de cualquier investigación y consideración posterior.
La primera campaña del equipo español en el recinto sagrado la realizó Almagro en 1966, quien descubrió un coloso de Ramses II.

fhery1_g

Foto 1

En 2004, 2008 y 2009 el actual equipo excavó de nuevo en el Templo limpiándose parcialmente el patio (fotos 2 y 3) ,

fhery2_g

Foto 2

fhery3_g

Foto 3

el pórtico (foto 4) y la sala hipóstila (foto 5), con la intención de eliminar los rellenos modernos que no son consecuencia de deposiciones naturales, ya que han sido encontrados materiales recientes como plásticos, clavos, etc. Además, la subida del agua de la capa freática dificulta enormemente cualquier actividad de excavación en ciertas áreas del recinto sagrado, por lo que el Gobierno egipcio está preparando un proyecto de extracción del agua mediante bombas, que nos va a permitir en fechas futuras excavar en profundidad.

fhery4_g

Foto 4

fhery5_g

Foto 5

Durante las últimas campañas, tanto en el patio como en el pórtico fueron hallados bloques que corresponden a una serie de pavimentos de las fases más antiguas del monumento sobre las que erigió el Templo Ramsés II (foto 6), aunque estas fases son de difícil datación ya que no han aparecido asociadas a restos de cultura material.
En el pórtico han sido despejadas las basas del pórtico, de granito rojo, de forma troncopiramidal redondeada truncada por su cúspide, que se encuentran in situ y que debieron estar a la vista sujetando las columnas que en su día descubrió Naville (foto 7).

fhery6_g

Foto 6

fhery7_g

Foto 7

En la sala hipóstila, situada al norte del pórtico, se conservan las basas de caliza de las columnas, actualmente también desaparecidas (foto 8), y fueron descubiertos nuevos recintos y estructuras que no habían sido documentados hasta la actualidad (foto 9). La presencia de agua nos ha impedido llegar al santuario y a las estancias contiguas.
En 2009 se ha comenzado la planimetría del templo, mediante cuadrículas de 5×5, para su documentación y para plantear los puntos y catas necesarias (tanto en el plano como en el terreno) que permitan continuar con esta labor en los años venideros.(foto 10)

fhery8_g

Foto 8

fhery9_g

Foto 9

fhery10_g

Foto 10

No se admiten más comentarios